kitesurfKitesurfchile se ha especializado en dar clases y cursos personalizados, además arrienda equipos de kitesurf, comercializa kites, tablas, trajes de agua y además ofrece el servicio de reparaciones de Kite.

Como ya mencionamos con anterioridad seguimos los estándares de seguridad de la IKO e incluso somos más rigurosos, lo cual nos ha preparado para hacer clases de forma seria y segura y con una progresión de aprendizaje real del alumno.

El kitesurf es un deporte de mucha adrenalina y por lo mismo conlleva un cierto nivel de riesgo. Los estándares de la IKO están diseñados para minimizar los riesgos adheridos a este deporte. Nosotros certificamos a nuestros alumnos con una credencial de kitesurf internacional, en esta se registra el nivel obtenido por el alumno. Esta tarjeta es aceptada por todas las escuelas he instructores IKO a nivel mundial. Nosotros podemos decir con toda tranquilidad que durante nuestras miles de horas de clases no hemos tenido ningún accidente hasta la actualidad. También usamos cascos con radio (para el agua) para estar en contacto con el alumno en todo momento.

Nuestro objetivo es que la gente nos conozca por el poco tiempo que se demoran nuestros alumnos en aprender, eso si, teniendo siempre en cuenta la seguridad del alumno “mientras menos se demora un alumno en aprender, a más alumnos podremos enseñar”, este es nuestro lema, lo que beneficia a ambos, instructor y alumno.

Ven y atrévete, será una experiencia inolvidable, lo que si, es de responsabilidad nuestra advertir que el kitesurf es un deporte adictivo que te mantendrá enganchado de por vida.

Además nos gustaría enfatizar que nuestras clases son entretenidas y dinámicas, por lo cual se establece una muy buena relación alumno- instructor, la que va a estar siempre presente. La mayoría de nuestros alumnos, pasan a ser parte del gran clan de kiters. Como la zona de Matanzas, Pupuya y La Boca son unos de los mejores lugares para navegar en Chile, nuestros alumnos continúan volviendo y nosotros seguimos ayudándolos, aconsejándolos, etc. Como nos encontramos en la playa todos los días, al final somos todos amigos y conocidos, generándose un ambiente muy grato y favorable para el aprendizaje del kitesurf.

Facebook
Twitter